Qué hallazgo utilizamos para decir que la prehistoria comenzó?

La prehistoria es el período de tiempo que abarca desde el origen del ser humano hasta la invención de la escritura. Durante esta etapa, nuestros antepasados vivieron en sociedades primitivas, sin tener acceso a herramientas de comunicación escrita que nos permitan estudiar y comprender su estilo de vida. Sin embargo, a través de los hallazgos arqueológicos, los científicos han podido reconstruir parte de la historia de la humanidad y determinar el inicio de la prehistoria.

Uno de los hallazgos más importantes que nos permite establecer el inicio de la prehistoria es la aparición de los primeros objetos fabricados por el ser humano. Estos objetos, como herramientas de piedra, huesos tallados o utensilios de cerámica, nos indican que nuestros antepasados fueron capaces de transformar y utilizar los recursos naturales para su beneficio. Además, estos objetos nos revelan información valiosa sobre su modo de vida, sus habilidades técnicas y su capacidad de adaptación al entorno. Gracias a estos hallazgos, podemos trazar una línea cronológica y establecer el inicio de la prehistoria como el momento en que el ser humano empezó a crear y utilizar herramientas para su supervivencia.

La puerta de Málaga: Paleolítico, ¿dónde está?La puerta de Málaga: Paleolítico, ¿dónde está?
Índice
  1. Inicio de la prehistoria
  2. Comienzo de la prehistoria: el gran hito

Inicio de la prehistoria

La prehistoria es el periodo anterior a la invención de la escritura, por lo que no existen registros escritos de este periodo. Sin embargo, los estudios arqueológicos han permitido reconstruir parte de la historia de la humanidad durante este tiempo.

El inicio de la prehistoria se remonta a aproximadamente hace 2,5 millones de años, con la aparición de los primeros homininos en África. Estos primeros homininos, como el Australopithecus, eran seres bípedos que vivían en grupos y utilizaban herramientas rudimentarias.

A medida que avanzaba el tiempo, los homininos fueron evolucionando y dando lugar a nuevas especies, como el Homo habilis y el Homo erectus. Estos homínidos ya utilizaban herramientas más avanzadas, como hachas de piedra, y eran capaces de controlar el fuego.

El Homo sapiens, es decir, el ser humano moderno, apareció hace aproximadamente 200.000 años. Durante este periodo, conocido como el Paleolítico, los humanos eran cazadores-recolectores y vivían en grupos nómadas. Utilizaban herramientas de piedra, hueso y madera, y se alimentaban de la caza y la recolección de frutos y vegetales.

El lugar de yacimiento: cerámicas de la prehistoria.El lugar de yacimiento: cerámicas de la prehistoria.

A medida que avanzaba la prehistoria, los seres humanos comenzaron a desarrollar técnicas de agricultura y domesticación de animales, lo que dio lugar al Neolítico. Durante esta etapa, los humanos se establecieron en comunidades permanentes y comenzaron a desarrollar la agricultura, la cerámica y la metalurgia.

El inicio de la prehistoria marca el comienzo de la evolución de la humanidad y el desarrollo de las primeras sociedades humanas. A través de los estudios arqueológicos, podemos conocer cómo vivían nuestros antepasados y cómo fue evolucionando la tecnología y la cultura a lo largo del tiempo.

Comienzo de la prehistoria: el gran hito

La prehistoria es el periodo de tiempo que abarca desde la aparición de los primeros seres humanos hasta la invención de la escritura. Durante este periodo, los seres humanos vivían en sociedades cazadoras-recolectoras y dependían directamente de la naturaleza para su supervivencia.

El gran hito en el comienzo de la prehistoria es la aparición de los primeros seres humanos en la Tierra. Aunque no se sabe con certeza cuándo ni dónde exactamente ocurrió este evento, se estima que fue hace aproximadamente 2.5 millones de años en África.

Los primeros seres humanos pertenecían a la especie Homo habilis, que se caracterizaba por su capacidad para fabricar herramientas de piedra. Estas herramientas fueron fundamentales para su supervivencia, ya que les permitían cazar, despedazar y procesar alimentos.

Con el tiempo, la especie Homo habilis fue evolucionando y dando lugar a otras especies del género Homo, como el Homo erectus y el Homo neanderthalensis. Estas especies también fabricaban herramientas, pero mostraban un mayor grado de desarrollo cognitivo y habilidades sociales.

Durante la prehistoria, los seres humanos también desarrollaron habilidades como el lenguaje, el arte rupestre y la música. Estas manifestaciones culturales son evidencia de la capacidad creativa y simbólica de nuestros antepasados.

Además, durante la prehistoria se produjeron importantes avances tecnológicos, como el dominio del fuego, que permitió a los seres humanos cocinar alimentos, calentarse y protegerse de los depredadores.

Espero que este pequeño fragmento de conocimiento acerca del hallazgo que marcó el inicio de la prehistoria sea el inicio de un camino lleno de descubrimientos y aprendizajes para ti. ¡Hasta pronto!

TAMBIÉN PODRÍA GUSTARTE LEER:

Subir