Neolítico en la península ibérica: Lugar de asentamiento.

El Neolítico en la península ibérica fue un periodo de grandes cambios para las sociedades humanas. Durante esta época, que se desarrolló entre el 6000 a.C. y el 2500 a.C., se produjo la transición de una economía de caza y recolección a una economía basada en la agricultura y la ganadería. Este cambio en la forma de subsistencia tuvo un impacto significativo en el lugar de asentamiento de las comunidades, que pasaron de ser nómadas a establecerse en lugares fijos.

El cambio más notable en el lugar de asentamiento durante el Neolítico fue la aparición de los primeros poblados permanentes. Estos poblados estaban ubicados en zonas estratégicas, cerca de fuentes de agua y tierras fértiles. Además, los asentamientos solían estar rodeados por murallas defensivas para proteger a la comunidad de posibles ataques. Estos nuevos lugares de asentamiento no solo permitieron a las comunidades tener un suministro constante de alimentos, sino que también facilitaron el desarrollo de nuevas tecnologías y la aparición de la cerámica y la metalurgia.

Cómo llegar al poblado calcolítico La Algaba Ronda: cómo llegarCómo llegar al poblado calcolítico La Algaba Ronda: cómo llegar
Índice
  1. El hogar de los neolíticos
  2. Asentamiento en el Neolítico: una nueva forma de vida

El hogar de los neolíticos

es un sitio arqueológico que se encuentra en la región de Anatolia, en lo que hoy es Turquía. Este sitio es de gran importancia para comprender la vida de las comunidades neolíticas que vivieron en la zona hace aproximadamente 10,000 años.

En El hogar de los neolíticos, se han descubierto numerosos vestigios de asentamientos humanos, que incluyen restos de viviendas, herramientas de piedra, cerámica y restos óseos. Estos hallazgos nos permiten entender cómo era la vida diaria de estas comunidades y cómo se desarrollaban en términos económicos, sociales y culturales.

Uno de los aspectos más destacados de este sitio es la presencia de estructuras arquitectónicas llamadas casas en forma de U. Estas casas eran construcciones de adobe y madera que se caracterizaban por tener una forma semicircular y estar dispuestas en torno a un patio central. Cada casa tenía varias habitaciones, que servían para diferentes funciones, como la cocina, el dormitorio y el área de almacenamiento.

Además de las casas en forma de U, en El hogar de los neolíticos también se han encontrado otros tipos de viviendas, como las casas rectangulares. Estas casas eran construidas con paredes de piedra y barro, y tenían un diseño más sencillo que las casas en forma de U. Se cree que estas viviendas eran utilizadas por familias más pequeñas o por grupos de personas que no formaban parte de la comunidad principal.

Áreas nucleares del Neolítico en el mundo: un estudio revelador.Áreas nucleares del Neolítico en el mundo: un estudio revelador.

En cuanto a la economía de las comunidades neolíticas que vivieron en El hogar de los neolíticos, se ha determinado que se basaba principalmente en la agricultura y la ganadería. Se han encontrado restos de semillas y herramientas agrícolas, así como también restos de animales domesticados, como ovejas y cabras. Esto indica que estas comunidades practicaban la agricultura y la cría de animales para su sustento.

En términos sociales, se cree que las comunidades neolíticas de El hogar de los neolíticos tenían una estructura jerárquica, con líderes o jefes que dirigían la comunidad. Esto se deduce a partir de la presencia de tumbas más elaboradas y objetos de mayor valor en ciertos entierros.

Asentamiento en el Neolítico: una nueva forma de vida

El asentamiento en el Neolítico fue un cambio significativo en la forma de vida de los seres humanos. Durante este periodo, que se desarrolló aproximadamente entre el 10,000 a.C. y el 4,000 a.C., las sociedades humanas comenzaron a abandonar su estilo de vida nómada y establecerse en lugares fijos.

Este cambio fue posible gracias a la Revolución Neolítica, que trajo consigo importantes avances en la agricultura y la domesticación de animales. Estos avances permitieron a las comunidades humanas producir su propio alimento de manera más eficiente y en mayores cantidades, lo que a su vez les permitió establecerse en un lugar y no depender de la caza y la recolección.

Uno de los principales factores que llevó al asentamiento fue la domesticación de plantas como el trigo y la cebada, lo que dio lugar a la aparición de la agricultura. La agricultura permitió a las comunidades humanas cultivar sus propios alimentos, lo que les brindó una mayor estabilidad y seguridad alimentaria. Además, también les permitió almacenar excedentes de alimentos para épocas de escasez.

Otro factor importante fue la domesticación de animales como vacas, ovejas y cerdos. Estos animales proporcionaban a las comunidades recursos como carne, leche, cuero y lana, lo que contribuyó a su sustento y desarrollo económico.

El asentamiento en el Neolítico también trajo consigo importantes cambios sociales y culturales. Las comunidades se organizaron en aldeas y desarrollaron sistemas de gobierno y normas sociales más complejas. Se establecieron divisiones del trabajo, con diferentes roles y responsabilidades para hombres y mujeres. Además, se desarrollaron nuevas formas de comunicación y expresión, como la cerámica, la pintura y la escritura.

La vida en los asentamientos neolíticos no estuvo exenta de desafíos. Las enfermedades y las guerras eran comunes, y las comunidades tuvieron que aprender a lidiar con ellas. Además, la dependencia de la agricultura también llevó a problemas como la deforestación y el agotamiento de los recursos naturales.

Espero que encuentres en el Neolítico en la península ibérica el lugar de asentamiento que te llene de conocimiento y fascinación.

TAMBIÉN PODRÍA GUSTARTE LEER:

Subir