La piedra nueva del neolítico, ¿de qué tipo es?

El neolítico fue una etapa crucial en la historia de la humanidad, ya que marcó el inicio de la agricultura y la ganadería, así como el surgimiento de las primeras comunidades sedentarias. Durante este periodo, el ser humano también experimentó avances en la tecnología y en la fabricación de herramientas y utensilios, entre los cuales se encuentra la famosa piedra neolítica.

La piedra neolítica es un tipo de roca que fue ampliamente utilizada por las civilizaciones de la época para la elaboración de herramientas y armas. Su característica principal es su resistencia y durabilidad, lo que la convirtió en un material ideal para la construcción de utensilios que debían soportar un uso intensivo. Además, su versatilidad permitió a los antiguos artesanos darle diferentes formas y tamaños según sus necesidades. En este artículo, exploraremos los distintos tipos de piedra neolítica que se han encontrado en diferentes regiones del mundo y analizaremos su importancia en el desarrollo de la humanidad durante el neolítico.

La fauna del Parpalló de la Prehistoria: un fascinante descubrimientoLa fauna del Parpalló de la Prehistoria: un fascinante descubrimiento
Índice
  1. Piedra utilizada en el Neolítico
  2. Descubre el Neolítico: piedra nueva

Piedra utilizada en el Neolítico

En el Neolítico, la piedra fue ampliamente utilizada por las comunidades humanas para la fabricación de herramientas y utensilios. Esta etapa de la prehistoria se caracterizó por el desarrollo de la agricultura y la sedentarización de las poblaciones, lo que condujo a la necesidad de crear herramientas más eficientes para trabajar la tierra y construir viviendas.

Una de las principales piedras utilizadas en el Neolítico fue el sílex, un tipo de roca sedimentaria muy dura y fracturable. El sílex se caracterizaba por su capacidad para ser tallado y afilado, lo que lo convertía en un material ideal para la fabricación de herramientas cortantes como cuchillos, hachas y puntas de flechas. Además, el sílex tenía la ventaja de ser abundante en muchas regiones, lo que facilitaba su obtención y uso.

Otra piedra utilizada en el Neolítico fue la obsidiana, una roca volcánica de origen ígneo. La obsidiana se caracterizaba por su gran dureza y su capacidad para ser pulida, lo que la hacía ideal para la fabricación de herramientas como cuchillos, puntas de flechas y utensilios domésticos. Sin embargo, a diferencia del sílex, la obsidiana era menos común y su obtención requería de un comercio a larga distancia, lo que la convertía en un material más exclusivo y valorado.

Además del sílex y la obsidiana, otras piedras utilizadas en el Neolítico fueron el cuarzo, la arenisca y el basalto. Estas rocas también tenían propiedades adecuadas para la fabricación de herramientas, aunque en menor medida que el sílex y la obsidiana. El cuarzo, por ejemplo, era fácil de tallar y se utilizaba para crear puntas de flechas y raspadores.

La arenisca, por su parte, se empleaba en la construcción de viviendas y monumentos, debido a su resistencia y durabilidad. El basalto, por último, se utilizaba para la fabricación de molinos y morteros.

Túneles y galerías de una mina de varicita del NeolíticoTúneles y galerías de una mina de varicita del Neolítico

Descubre el Neolítico: piedra nueva

El Neolítico, también conocido como la Edad de Piedra Nueva, fue un período histórico que se caracterizó por importantes avances en la humanidad. Durante esta época, el ser humano abandonó su estilo de vida nómada y comenzó a establecerse en comunidades agrícolas.

Uno de los aspectos más destacados del Neolítico fue el desarrollo de la agricultura. Los seres humanos dejaron de depender exclusivamente de la caza y la recolección de alimentos y comenzaron a cultivar sus propios cultivos. Esto les permitió tener una fuente constante de alimentos y establecerse en un lugar específico, creando comunidades más grandes y complejas.

La piedra desempeñó un papel fundamental en el Neolítico. Aunque la humanidad ya utilizaba la piedra desde el Paleolítico, durante el Neolítico se produjeron importantes avances en la técnica de trabajar la piedra. Los seres humanos aprendieron a pulir la piedra, lo que les permitió crear herramientas más eficientes y duraderas.

La introducción de la piedra pulida en el Neolítico también tuvo un impacto en otros ámbitos de la vida humana. Por ejemplo, las comunidades neolíticas comenzaron a construir estructuras de piedra, como monumentos megalíticos y viviendas permanentes. Estas estructuras eran más duraderas y ofrecían una mayor protección frente a las inclemencias del tiempo y los ataques de depredadores.

Además de la piedra, otras materias primas también fueron utilizadas en el Neolítico. Los seres humanos comenzaron a trabajar el hueso y el cuero para crear herramientas y utensilios. También aprendieron a tejer textiles a partir de fibras vegetales, como el lino y el algodón.

Espero que encuentres en La piedra nueva del neolítico la fascinación y conocimiento que buscas, ¡hasta pronto!

TAMBIÉN PODRÍA GUSTARTE LEER:

Subir