En el Paleolítico inferior, ¿dónde vivían los humanos?

En el Paleolítico inferior, que abarcó aproximadamente desde hace 2.6 millones de años hasta hace 300,000 años, los humanos vivían en lugares muy diferentes a los que conocemos hoy en día. Durante esta época, nuestros antepasados ​​habitaron principalmente en cuevas y abrigos rocosos, aprovechando las formaciones naturales para protegerse de los elementos y de los depredadores.

Estos refugios naturales proporcionaban un ambiente seguro y resguardado, además de servir como lugares donde podían descansar y refugiarse después de las largas jornadas de caza y recolección de alimentos. Las cuevas también ofrecían un lugar para almacenar alimentos y herramientas, lo que permitía a los humanos organizarse de manera más eficiente. Aunque también se han encontrado evidencias de asentamientos al aire libre, las cuevas y los abrigos rocosos eran los lugares preferidos para habitar debido a su gran ventaja defensiva y protección contra las inclemencias del clima.

Los vasos campaniformes del Acebuchal de Carmona: Paleolítico.Los vasos campaniformes del Acebuchal de Carmona: Paleolítico.
Índice
  1. Hábitat del hombre en el Paleolítico inferior
  2. Viviendas del Paleolítico inferior

Hábitat del hombre en el Paleolítico inferior

Durante el Paleolítico inferior, el hábitat del hombre estaba determinado principalmente por su condición de cazador-recolector. Los grupos humanos de esta época se establecían en áreas con recursos naturales abundantes, como ríos, lagos y bosques, que les proporcionaban alimento, agua y refugio.

1. Cuevas y abrigos rocosos: Los hombres del Paleolítico inferior utilizaban cuevas y abrigos rocosos como refugio frente a las inclemencias del clima y los peligros de la fauna. Estas estructuras naturales les ofrecían protección y permitían la conservación de sus herramientas y alimentos.

2. Campamentos al aire libre: Además de las cuevas, los hombres del Paleolítico inferior también establecían campamentos al aire libre. Estos campamentos podían ser temporales o permanentes, dependiendo de la disponibilidad de recursos en la zona. Aquí construían refugios rudimentarios utilizando ramas y pieles de animales.

3. Cercanía a fuentes de agua: Dado que el agua es esencial para la supervivencia, los hombres del Paleolítico inferior buscaban establecerse cerca de fuentes de agua, como ríos, lagos o manantiales. Estos lugares les proporcionaban agua potable, alimento y una mayor diversidad de recursos naturales.

¡Qué era un sítio de la prehistoria!¡Qué era un sítio de la prehistoria!

4. Movilidad: A diferencia de las sociedades sedentarias posteriores, los hombres del Paleolítico inferior eran nómadas y se desplazaban constantemente en busca de alimento. Esta movilidad les permitía aprovechar al máximo los recursos disponibles en diferentes áreas.

5. Comunidades pequeñas: Los grupos humanos del Paleolítico inferior solían ser pequeños, compuestos por familias extendidas o clanes. Esta estructura social reducida facilitaba la movilidad y la cooperación en la caza y recolección de alimentos.

6.

Conocimiento del entorno:
Para sobrevivir en el Paleolítico inferior, los hombres debían tener un profundo conocimiento de su entorno natural. Debían ser capaces de identificar las mejores áreas de caza y recolección, así como saber cómo utilizar los recursos disponibles de manera eficiente.

Viviendas del Paleolítico inferior

Durante el Paleolítico inferior, los seres humanos vivían en cuevas o refugios naturales para protegerse de los elementos y los depredadores. Estas viviendas eran simples y rudimentarias, pero proporcionaban la protección necesaria para la supervivencia.

1. Cavernas: Las cuevas eran el tipo de vivienda más común durante el Paleolítico inferior. Los humanos se refugiaban en cuevas, aprovechando las formaciones naturales para protegerse. Estas cuevas ofrecían una buena protección contra el clima y los animales salvajes.

2. Refugios rocosos: Además de las cuevas, también se utilizaban los refugios rocosos como viviendas. Estos refugios eran abrigos naturales formados por grandes rocas que ofrecían protección contra el viento y la lluvia. Los humanos podían construir paredes de ramas y pieles para cerrar la entrada y hacerla más segura.

3. Campamentos al aire libre: En ocasiones, los seres humanos del Paleolítico inferior también vivían en campamentos al aire libre. Estos campamentos eran temporales y se ubicaban cerca de fuentes de agua y recursos naturales. Los humanos construían refugios temporales con ramas y pieles para protegerse durante la noche.

4. Utilización de herramientas: Durante esta época, los seres humanos todavía no tenían habilidades avanzadas de construcción. Sin embargo, utilizaban herramientas de piedra para tallar y modificar su entorno. Podían utilizar huesos o astas de animales para excavar y construir refugios más elaborados.

5. Fuego: El fuego también desempeñaba un papel importante en las viviendas del Paleolítico inferior. Los humanos utilizaban el fuego para calentarse, cocinar alimentos y ahuyentar a los animales salvajes. Además, el fuego proporcionaba luz y seguridad durante la noche.

Espero que sigas explorando y descubriendo más sobre el fascinante estilo de vida de nuestros antepasados en el Paleolítico inferior, ¡hasta pronto!

TAMBIÉN PODRÍA GUSTARTE LEER:

Subir