El castro de Santa Trega: períodos da prehistoria, en detalle.

El castro de Santa Trega es un importante yacimiento arqueológico situado en el monte de Santa Trega, en la provincia de Pontevedra, Galicia. Este castro fue habitado desde la Edad de Hierro hasta la época romana, lo que lo convierte en un verdadero tesoro de la prehistoria en la región.

En este artículo, exploraremos los diferentes períodos de la prehistoria que se encuentran representados en el castro de Santa Trega. Desde la cultura castreña hasta la romanización de la zona, analizaremos en detalle los vestigios y evidencias arqueológicas que han permitido reconstruir la historia de este asentamiento ancestral. Conoceremos las estructuras defensivas, las viviendas, los objetos cotidianos y las prácticas culturales de sus antiguos habitantes, así como el proceso de romanización que transformó la vida en el castro. ¡Acompáñanos en este viaje al pasado y descubre la fascinante historia del castro de Santa Trega!

La Prehistoria de los Pedroches en la Prehistoria: Un Recorrido FascinanteLa Prehistoria de los Pedroches en la Prehistoria: Un Recorrido Fascinante
Índice
  1. Descubre los castros gallegos
  2. Descubre la belleza del monte Santa Tecla

Descubre los castros gallegos

Los castros gallegos son asentamientos fortificados que se encuentran en la región de Galicia, al noroeste de España. Estos castros son una muestra del patrimonio arqueológico de la zona y son testigos de la cultura y la historia de los antiguos pobladores de la región.

1. Origen y características: Los castros gallegos datan de la Edad del Hierro y fueron construidos por los celtas, un pueblo indoeuropeo que habitó la región. Estos asentamientos se caracterizan por su ubicación estratégica en promontorios o colinas, lo que les proporcionaba una ventaja defensiva.

2. Estructura: Los castros gallegos estaban formados por viviendas circulares de piedra, conocidas como "casas castreñas". Estas casas solían tener una planta baja donde se almacenaban los alimentos y una planta superior donde se encontraban las habitaciones. Además, los castros contaban con murallas defensivas, fosos y accesos controlados para proteger a sus habitantes.

3. Función: Se cree que los castros gallegos cumplían una función tanto residencial como defensiva. Eran lugares donde se desarrollaba la vida cotidiana de la comunidad, pero también servían como refugio en caso de ataque. Además, algunos castros contaban con espacios ceremoniales y rituales, lo que indica la existencia de una estructura social y religiosa en la época.

El lugar actual con pinturas rupestres del mesolítico: una maravilla arqueológica.El lugar actual con pinturas rupestres del mesolítico: una maravilla arqueológica.

4. Importancia histórica y cultural: Los castros gallegos son considerados uno de los vestigios más importantes de la cultura celta en la península ibérica. Estos asentamientos son testigos de una época de gran desarrollo económico y social en Galicia, y son una fuente invaluable de información para los arqueólogos y estudiosos de la historia antigua.

5. Turismo y visitas: Muchos de los castros gallegos están abiertos al público y pueden ser visitados. Algunos de los más conocidos son el Castro de Baroña, el Castro de Santa Tegra y el Castro de San Cibrao de Las. Estas visitas permiten a los turistas adentrarse en la historia y la cultura de Galicia, y apreciar de cerca la arquitectura y la belleza natural de estos lugares.

Descubre la belleza del monte Santa Tecla

El monte Santa Tecla es un lugar impresionante situado en la provincia de Pontevedra, en la comunidad autónoma de Galicia, España. Con una altitud de 341 metros, ofrece vistas panorámicas espectaculares del océano Atlántico, el río Miño y la frontera con Portugal.

Uno de los aspectos más destacados de este monte es su patrimonio arqueológico. En la cima se encuentra un antiguo castro celta, que data de hace más de 2.000 años. Este castro es uno de los mejor conservados de Galicia y ha sido declarado Bien de Interés Cultural. Pasear por sus antiguas murallas y descubrir los restos de las viviendas celtas es una experiencia fascinante.

Además del castro, en el monte Santa Tecla también se encuentra un mirador desde el cual se puede contemplar toda la belleza natural de la zona. Desde aquí se pueden apreciar las playas de la costa gallega, los extensos bosques y las montañas que rodean la zona. Sin duda, es un lugar perfecto para disfrutar de la naturaleza y relajarse.

El monte Santa Tecla también es conocido por sus senderos y rutas de senderismo. Hay varias rutas disponibles, que permiten explorar diferentes áreas del monte y descubrir su flora y fauna. Estos senderos están bien señalizados y son aptos para todos los niveles de habilidad, por lo que son una opción ideal para los amantes del senderismo.

Además de su belleza natural y su patrimonio arqueológico, el monte Santa Tecla también ofrece otras actividades para los visitantes. En la base del monte se encuentra el pueblo de A Guarda, donde se puede disfrutar de la gastronomía local, visitar el puerto pesquero y pasear por las calles con encanto.

Espero que disfrutes explorando los misterios del Castro de Santa Trega y descubriendo los fascinantes períodos de la prehistoria en todo su esplendor. ¡Hasta pronto!

TAMBIÉN PODRÍA GUSTARTE LEER:

Subir