Dónde se sitúan los santuarios íberos en la prehistoria

Los santuarios íberos son uno de los elementos más fascinantes de la prehistoria. Estos lugares sagrados eran utilizados por los antiguos íberos para realizar rituales y ceremonias religiosas. Aunque su ubicación exacta puede variar, se han identificado varios lugares donde se encontraban estos santuarios en la península ibérica.

Uno de los lugares más destacados es el santuario de la Cueva de la Sarsa, en la provincia de Castellón, España. Este santuario se encuentra en el interior de una cueva y está decorado con pinturas rupestres que representan escenas religiosas. Otro santuario importante es el yacimiento de la Alcudia, en la provincia de Alicante, donde se han encontrado numerosas estatuas y esculturas relacionadas con la religión íbera. Además, se han descubierto santuarios en otros lugares como la Sierra de Cazorla, en Jaén, y el yacimiento de Coimbra del Barranco Ancho, en Murcia.

Yacimientos del calcolítico en la Axarquía: una mirada histórica.Yacimientos del calcolítico en la Axarquía: una mirada histórica.
Índice
  1. Ubicación de los iberos
  2. Descubre la vida de los iberos: su hogar y estilo de vida

Ubicación de los iberos

Los iberos eran un pueblo que habitaba la península ibérica durante la Edad del Hierro. Su ubicación geográfica se extendía principalmente por la costa este y sur de la península, abarcando territorios que hoy en día corresponden a las regiones de Cataluña, Valencia, Murcia, Andalucía Oriental y parte de la Comunidad de Madrid.

En el norte, los iberos llegaban hasta el valle del Ebro, mientras que en el sur, su territorio se extendía hasta el río Guadalquivir. Al oeste, compartían frontera con los celtas, y al este se encontraban con los griegos y cartagineses, quienes ejercían cierta influencia sobre ellos.

Dentro de su territorio, los iberos se distribuían en diferentes tribus o ciudades-estado, cada una con su propio sistema político y económico. Algunas de las tribus más destacadas fueron los ilergetes, los edetanos, los contestanos, los bastetanos y los turdetanos.

Su forma de vida se basaba principalmente en la agricultura y la ganadería, aunque también practicaban la pesca y la caza. Eran expertos alfareros y trabajaban metales como el hierro y el bronce, lo que les permitía fabricar armas y herramientas.

Distancia: Parque de la Prehistoria, Amurias de Paredes.Distancia: Parque de la Prehistoria, Amurias de Paredes.

A nivel cultural, los iberos desarrollaron una escritura propia, conocida como escritura ibérica, que se caracterizaba por su simbología y su uso en inscripciones sobre piedra y cerámica. También tenían una religión poliédrica, con diversos dioses y rituales, y practicaban la incineración de los difuntos.

Descubre la vida de los iberos: su hogar y estilo de vida

Los iberos fueron un pueblo antiguo que habitó en la península ibérica durante la Edad del Hierro. Su hogar se encontraba principalmente en lo que hoy en día es España y Portugal.

El estilo de vida de los iberos estaba estrechamente ligado a su entorno natural. Vivían en pequeñas aldeas fortificadas conocidas como oppida, que se ubicaban en lugares estratégicos como colinas o promontorios. Estas aldeas estaban rodeadas por murallas defensivas para protegerse de posibles invasiones.

Dentro de las oppida, los iberos construían viviendas de forma circular o rectangular, hechas de materiales como barro, piedra y madera. Estas casas eran de tamaño modesto y solían tener una sola habitación, aunque algunas podían tener varias dependiendo del estatus social de sus habitantes.

El estilo de vida de los iberos se basaba en la agricultura y la ganadería. Cultivaban una gran variedad de alimentos, como cereales, legumbres, frutas y olivos. También criaban animales como cabras, ovejas y cerdos. La caza y la pesca eran actividades complementarias para obtener alimentos adicionales.

Los iberos también eran expertos artesanos. Fabricaban cerámica, tejidos, objetos de metal y joyas, que utilizaban tanto para su propio consumo como para el comercio con otros pueblos. Además, practicaban la metalurgia, produciendo armas y herramientas de bronce y hierro.

La sociedad ibera estaba organizada en tribus o clanes, gobernados por una élite aristocrática. Estas élites tenían un gran poder político y económico, y vivían en grandes casas dentro de las oppida. La mayoría de la población ibera eran campesinos libres, aunque también existían esclavos.

La religión ocupaba un papel importante en la vida de los iberos. Adoraban a diferentes deidades, como la diosa Madre Tierra y el dios del sol. Realizaban rituales y sacrificios para mantener la armonía con la naturaleza y obtener la protección de sus dioses.

Espero que encuentres la respuesta que buscas en tu búsqueda de los santuarios íberos en la prehistoria. ¡Hasta pronto!

TAMBIÉN PODRÍA GUSTARTE LEER:

Subir