Prehistoria: épocas, periodos, cronologías y obras artísticas destacadas

La Prehistoria abarca un extenso periodo de la historia de la humanidad que se extiende desde la aparición de los primeros homínidos hasta el desarrollo de las primeras civilizaciones. Durante esta época, los seres humanos vivieron en grupos nómadas, dependiendo de la caza, la pesca y la recolección como medios de subsistencia. Aunque no contamos con registros escritos de este periodo, los arqueólogos han podido reconstruir la historia a través de las evidencias materiales dejadas por nuestros antepasados, como herramientas, utensilios y obras de arte.

La Prehistoria se divide en diferentes periodos y cronologías que nos permiten entender los cambios y evoluciones que tuvieron lugar durante este largo lapso de tiempo. Estos periodos incluyen el Paleolítico, el Mesolítico y el Neolítico, cada uno caracterizado por avances tecnológicos y sociales significativos. Además, dentro de la Prehistoria destacan algunas obras artísticas que evidencian la creatividad y habilidad de los hombres y mujeres prehistóricos, como las pinturas rupestres en las cuevas de Altamira y Lascaux, o las famosas estatuillas de Venus.

Distribución de los oficios en el Neolítico: un estudio reveladorDistribución de los oficios en el Neolítico: un estudio revelador
Índice
  1. Principales obras de arte en la prehistoria
  2. Las 4 etapas del arte prehistórico reveladas

Principales obras de arte en la prehistoria

La prehistoria es el período de la historia humana que abarca desde la aparición de los primeros seres humanos hasta la invención de la escritura. Durante este largo periodo, los seres humanos desarrollaron diversas formas de expresión artística que han dejado un legado invaluable.

1. Pinturas rupestres: Las pinturas rupestres son una de las manifestaciones artísticas más conocidas de la prehistoria. Se encuentran en cuevas y abrigos rocosos de todo el mundo, y representan principalmente animales, figuras humanas y símbolos abstractos. Destacan las pinturas de la cueva de Lascaux en Francia y la cueva de Altamira en España.

2. Esculturas: Aunque menos comunes que las pinturas rupestres, las esculturas prehistóricas también son impresionantes. Se han encontrado estatuillas de piedra, hueso y marfil que representan principalmente figuras humanas y animales. Un ejemplo famoso es la Venus de Willendorf, una pequeña estatuilla de una mujer voluptuosa.

3. Megalitos: Los megalitos son estructuras monumentales construidas con grandes piedras sin labrar. Destacan los círculos de piedras, como Stonehenge en Inglaterra, y los menhires, como el famoso menhir de Obelix en Francia. Estas construcciones tienen un significado aún desconocido, pero se cree que estaban relacionadas con rituales religiosos y astronómicos.

El gran mamut de la prehistoria: ¡gratuito!

4. Arte mobiliar: El arte mobiliar se refiere a objetos portátiles decorados o grabados, como huesos, conchas y piedras. Estos objetos solían tener un carácter simbólico y se utilizaban como amuletos o adornos personales. Algunos ejemplos son los colgantes de concha grabados encontrados en cuevas de Europa.

5. Petroglifos: Los petroglifos son grabados o tallados en rocas, y se encuentran en diferentes partes del mundo. Representan principalmente animales, figuras humanas y símbolos. Algunos ejemplos famosos son los petroglifos de Valcamonica en Italia y los petroglifos de Tanum en Suecia.

Estas son solo algunas de las principales obras de arte que nos han llegado desde la prehistoria. Aunque no sabemos con certeza el significado exacto de muchas de estas obras, nos dan una idea de la creatividad y la habilidad artística de nuestros antepasados.

Las 4 etapas del arte prehistórico reveladas

El arte prehistórico se refiere a las manifestaciones artísticas realizadas por los seres humanos en el periodo previo a la invención de la escritura. Aunque carecemos de registros escritos de esta época, se han descubierto numerosas obras de arte que nos permiten conocer y entender mejor la vida y las creencias de nuestros antepasados.

El arte prehistórico se divide en cuatro etapas principales, cada una de las cuales presenta características distintas. Estas etapas son:

1. Arte Paleolítico: Esta es la etapa más antigua del arte prehistórico, que abarca desde aproximadamente 2.5 millones de años atrás hasta el año 10,000 a.C. Durante este periodo, los seres humanos eran nómadas y vivían de la caza, la pesca y la recolección. El arte paleolítico se caracteriza por la representación de animales y figuras humanas en pinturas rupestres y esculturas de piedra. Estas obras de arte se encuentran principalmente en cuevas y abrigos rocosos.

2. Arte Mesolítico: Esta etapa se desarrolló entre el año 10,000 a.C. y el año 6,000 a.C. Durante este periodo, los seres humanos comenzaron a asentarse en comunidades más permanentes y a desarrollar técnicas de agricultura y domesticación de animales. En el arte mesolítico, se observa una mayor variedad temática, con representaciones de escenas de caza, pesca y vida cotidiana. También se utilizan materiales como el hueso y el marfil para la creación de pequeñas esculturas y objetos decorativos.

3. Arte Neolítico: Esta etapa se sitúa entre el año 6,000 a.C. y el año 2,000 a.C. Durante este periodo, los seres humanos continuaron desarrollando la agricultura y la ganadería, lo que les permitió establecer comunidades más grandes y complejas. En el arte neolítico, se observa una mayor diversidad en las técnicas y los materiales utilizados. Se crearon cerámicas decoradas, esculturas de piedra y madera, y se construyeron monumentos megalíticos como los famosos dólmenes y menhires.

4. Arte Megalítico: Esta etapa se desarrolló aproximadamente entre el año 4,000 a.C. y el año 2,000 a.C. Durante este periodo, se construyeron grandes estructuras de piedra, como los famosos círculos de piedra y los monumentos funerarios conocidos como dólmenes. Estas obras de arte megalítico se caracterizan por su tamaño monumental y su simbolismo religioso.

Que tus viajes en el tiempo a través de la Prehistoria estén siempre llenos de descubrimientos fascinantes y encuentres la belleza en cada obra artística que te conecte con nuestros ancestros.

TAMBIÉN PODRÍA GUSTARTE LEER:

Subir