Prehistoria de la Península Ibérica: Sebastián Marino nos revela.

La Prehistoria de la Península Ibérica es un tema apasionante que nos permite adentrarnos en los orígenes de nuestra historia como sociedad. A través de los hallazgos arqueológicos y las investigaciones de expertos en el tema, como Sebastián Marino, podemos descubrir los primeros vestigios de la presencia humana en estas tierras, así como las diferentes culturas y civilizaciones que se desarrollaron a lo largo de miles de años.

En este artículo, nos adentraremos en los aspectos más relevantes de la Prehistoria de la Península Ibérica, con especial énfasis en las investigaciones y descubrimientos realizados por Sebastián Marino, reconocido arqueólogo e historiador. A través de sus estudios y su pasión por desentrañar los misterios del pasado, Marino nos revela detalles fascinantes sobre la vida de nuestros antepasados y cómo evolucionaron las sociedades a lo largo del tiempo en esta región.

Hombres, mujeres y niños de la Prehistoria Real: Una mirada histórica.Hombres, mujeres y niños de la Prehistoria Real: Una mirada histórica.
Índice
  1. Importante descubrimiento en la era paleolítica
  2. Descubre la Prehistoria y sus edades

Importante descubrimiento en la era paleolítica

Durante la era paleolítica, se produjo un importante descubrimiento que revolucionó la forma de vida de nuestros antepasados: el fuego.

El fuego fue descubierto accidentalmente por los homínidos hace aproximadamente 1.7 millones de años. Este descubrimiento fue un hito significativo en la historia de la humanidad, ya que permitió a nuestros antepasados ​​tener acceso a una fuente de energía y calor inigualable hasta ese momento.

El fuego proporcionó a los seres humanos varias ventajas clave. En primer lugar, les permitió mantenerse calientes durante las noches frías y los inviernos rigurosos. Además, el fuego también fue utilizado como una herramienta para cocinar alimentos, lo que resultó en una mejora en la calidad de la dieta y una mayor disponibilidad de nutrientes.

Además de brindar calor y comida, el fuego también se convirtió en una herramienta de defensa. Los homínidos podían usarlo para ahuyentar a los depredadores y mantenerse a salvo de posibles amenazas.

La prehistoria: evolución Homo sapiens y Neandertal, una comparación interesante.La prehistoria: evolución Homo sapiens y Neandertal, una comparación interesante.

El descubrimiento del fuego también tuvo un impacto significativo en el desarrollo social y cultural de nuestros antepasados. Las comunidades comenzaron a congregarse alrededor del fuego, lo que generó un sentido de pertenencia y cooperación. El fuego también se convirtió en el centro de las actividades sociales, donde se contaban historias, se realizaban rituales y se establecían vínculos entre las personas.

Descubre la Prehistoria y sus edades

La Prehistoria es el periodo de tiempo anterior a la invención de la escritura, por lo que no tenemos registros escritos sobre esta época. Sin embargo, gracias a diferentes descubrimientos arqueológicos y estudios científicos, hemos podido reconstruir gran parte de lo que sucedió en este periodo.

La Prehistoria se divide en tres grandes edades: la Edad de Piedra, la Edad de los Metales y la Edad de los Primeros Pobladores.

1. Edad de Piedra: Esta es la etapa más larga de la Prehistoria, y se divide a su vez en tres periodos: Paleolítico, Mesolítico y Neolítico.

- Paleolítico: También conocido como la Edad de Piedra Antigua, abarca desde aproximadamente 2,5 millones de años atrás hasta hace unos 10.000 años. Durante este periodo, los seres humanos eran nómadas y vivían de la caza, la pesca y la recolección de alimentos. Utilizaban herramientas y armas de piedra tallada.

- Mesolítico:

Conocido como la Edad de Piedra Media, se sitúa entre el Paleolítico y el Neolítico, y abarca desde hace unos 10.000 años hasta aproximadamente el año 6.000 a.

C. Durante esta etapa, los seres humanos comenzaron a establecerse en asentamientos más permanentes, construyendo refugios más elaborados y desarrollando técnicas de pesca y recolección más avanzadas.

- Neolítico: También llamado la Edad de Piedra Nueva, se extiende desde aproximadamente el año 6.000 a.

C. hasta la invención de la escritura, alrededor del año 3.000 a.

C. Durante esta época, los seres humanos fueron los primeros en practicar la agricultura y la ganadería, lo que les permitió establecer comunidades agrícolas y desarrollar una vida sedentaria. También comenzaron a utilizar herramientas y armas más sofisticadas, como la cerámica y el tejido.

2. Edad de los Metales: Esta etapa de la Prehistoria se caracteriza por el uso de metales en la fabricación de herramientas y armas. Se divide en tres periodos: Edad del

Cobre, Edad del Bronce y Edad del Hierro.

- Edad del

Cobre:


Comienza aproximadamente alrededor del año 3.000 a.

C. y se extiende hasta el año 2.000 a.

C. Durante esta época, los seres humanos descubrieron cómo extraer y trabajar el cobre, lo que les permitió fabricar herramientas más eficientes y duraderas.

- Edad del Bronce: Se sitúa entre el año 2.000 a.

C. y el año 1.000 a.

C. Durante este periodo, los seres humanos aprendieron a combinar el cobre con el estaño, lo que dio lugar a la creación de bronce, un metal más duro y resistente. Esta innovación tuvo un gran impacto en la fabricación de armas y herramientas.

- Edad del Hierro:

Comienza alrededor del año 1.000 a.

C. y se extiende hasta la invención de la escritura. Durante esta etapa, los seres humanos descubrieron cómo extraer y trabajar el hierro, lo que supuso una revolución en la fabricación de armas y herramientas. El hierro era más resistente y abundante que el bronce, lo que permitió a las civilizaciones de la época expandirse y conquistar nuevos territorios.

3. Edad de los Primeros Pobladores: Esta es la última etapa de la Prehistoria y abarca desde la invención de la escritura hasta el inicio de las civilizaciones antiguas, alrededor del año 3.000 a.

C. Durante este periodo, los seres humanos comenzaron a desarrollar sistemas de escritura, lo que les permitió registrar su historia y transmitir conocimientos de una generación a otra. También se produjo un gran avance en la tecnología y la organización social.

las fascinantes historias ocultas en los misteriosos rincones de la Prehistoria de la Península Ibérica. ¡Hasta pronto, explorador del pasado!

TAMBIÉN PODRÍA GUSTARTE LEER:

Subir