La separación del molino de la paja en el Neolítico

El Neolítico fue una etapa crucial en la historia de la humanidad, marcada por importantes avances en la agricultura y la domesticación de animales. Uno de los desarrollos más significativos de esta época fue la separación del molino de la paja, un proceso que permitía obtener el grano de los cereales de forma más eficiente.

En el Neolítico, los seres humanos comenzaron a cultivar plantas y a recolectar semillas para su consumo. Sin embargo, la paja de los cereales se volvía un obstáculo para obtener los granos de forma rápida y efectiva. Fue entonces cuando se ideó el molino de la paja, una herramienta que permitía separar la paja del grano de trigo, cebada u otros cereales. Este avance tecnológico revolucionó la forma en que se procesaban los alimentos, facilitando la obtención de nutrientes esenciales para la supervivencia humana.

Distribución de los oficios en el Neolítico: un estudio reveladorDistribución de los oficios en el Neolítico: un estudio revelador
Índice
  1. Separación del grano con trillos de hierro
  2. Trillar en el campo: definición y proceso

Separación del grano con trillos de hierro

La separación del grano con trillos de hierro es un método tradicional utilizado para separar el grano de las plantas cosechadas. Este proceso se realiza utilizando trillos de hierro, que son herramientas con dientes afilados que ayudan a desgarrar las espigas y separar el grano de la paja.

El proceso comienza con la recolección de las plantas cosechadas, que generalmente son trigo, cebada o avena. Una vez que las plantas son cortadas, se colocan en hileras en un lugar adecuado para su posterior separación.

El siguiente paso es utilizar los trillos de hierro para separar el grano de la paja. Los trillos se arrastran sobre las hileras de plantas, lo que provoca que los dientes de hierro desgarran las espigas y separan el grano de la paja.

Para facilitar el proceso de separación, es común que las plantas se coloquen en montones o pilas antes de utilizar los trillos. Esto permite que las espigas estén más compactas y que sea más fácil separar el grano.

El gran mamut de la prehistoria: ¡gratuito!

Una vez que se ha realizado la separación, el grano se recoge y se almacena en sacos o recipientes adecuados para su posterior uso. Por otro lado, la paja sobrante se utiliza para alimentar animales o como material para hacer camas de animales.

La separación del grano con trillos de hierro es un método laborioso y requiere de fuerza física para arrastrar los trillos sobre las hileras de plantas.

Sin embargo, este proceso ha sido utilizado durante siglos y ha sido una forma efectiva de separar el grano de la paja sin la necesidad de maquinaria moderna.

Trillar en el campo: definición y proceso

La trilla en el campo es un proceso agrícola que consiste en separar los granos de los cereales de su planta y de las estructuras no comestibles, como las espigas y las pajas. Este proceso es fundamental para obtener los granos limpios y listos para su posterior comercialización o uso.

El proceso de trillar se realiza tradicionalmente utilizando una máquina llamada trilladora. Esta máquina está equipada con un tambor o cilindro que contiene barras o dientes metálicos, los cuales golpean los tallos de los cereales para separar los granos de las espigas y las pajas. El tambor gira rápidamente, lo que permite que los granos se desprendan y caigan a través de las aberturas del tambor, mientras que las estructuras no comestibles son expulsadas por la acción de las barras o dientes.

El proceso de trillar puede variar dependiendo del tipo de cereal y de la maquinaria utilizada. Por ejemplo, en el caso del trigo, el proceso de trillado se lleva a cabo en varias etapas. Primero, se realiza la siega de los tallos de trigo, cortándolos cerca de la base. Luego, los tallos se agrupan en manojos y se dejan secar al sol durante un período de tiempo determinado para que la humedad se evapore. Una vez que los tallos están secos, se llevan a la trilladora, donde se realiza el proceso de trillado.

En la trilladora, los manojos de tallos se introducen en el tambor y se golpean repetidamente para separar los granos de las espigas y las pajas. Los granos caen a través de las aberturas del tambor, mientras que las espigas y las pajas son expulsadas por la acción de las barras o dientes. Luego, los granos trillados se recogen y se someten a otros procesos, como el aventado y el cribado, para eliminar cualquier impureza y obtener granos limpios y de calidad.

El proceso de trillar es fundamental en la agricultura, ya que permite obtener los granos de los cereales de forma eficiente y en grandes cantidades. Además, contribuye a la conservación de los cereales, ya que al separar los granos de las estructuras no comestibles, se evita la proliferación de hongos y otros agentes patógenos que podrían dañar los granos.

Espero que puedas separar tus sueños de la realidad con la misma destreza que nuestros antepasados separaron el molino de la paja en el Neolítico. ¡Hasta pronto!

TAMBIÉN PODRÍA GUSTARTE LEER:

Subir