La azagalla: útiles de la Prehistoria en el Paleolítico superior

En el fascinante mundo de la Prehistoria, el Paleolítico superior se destaca como un periodo crucial en el desarrollo de herramientas y utensilios utilizados por nuestros ancestros. Y entre todas estas herramientas, la azagalla ha dejado una huella significativa en la historia.

La azagalla es un utensilio de piedra característico del Paleolítico superior, utilizado principalmente para actividades relacionadas con la caza y la recolección de alimentos. Este objeto, que se asemeja a un pequeño cincel o raspador, fue utilizado por nuestros antepasados hace miles de años y se ha encontrado en numerosos yacimientos arqueológicos de la época. En este artículo exploraremos la importancia de la azagalla en la vida cotidiana de los hombres y mujeres prehistóricos, así como su evolución a lo largo del tiempo.

Índice
  1. Herramientas del Paleolítico Superior
  2. Innovaciones del Paleolítico Superior

Herramientas del Paleolítico Superior

En el Paleolítico Superior, los seres humanos desarrollaron una serie de herramientas que les permitieron mejorar sus habilidades de caza, recolección y procesamiento de alimentos. Estas herramientas se caracterizan por su mayor refinamiento en comparación con las del Paleolítico Inferior y Medio.

1. Lascas de sílex: Una de las herramientas más comunes en el Paleolítico Superior eran las lascas de sílex. Estas eran piezas de piedra afiladas que se obtenían al golpear un núcleo de sílex con un percutor de piedra. Las lascas se utilizaban como cuchillos, raspadores y puntas de flecha.

2. Puntas de flecha: Las puntas de flecha eran herramientas esenciales para la caza en el Paleolítico Superior. Estas puntas se fabricaban a partir de lascas de sílex, que se moldeaban y afilaban para adaptarse a un astil de madera. Las puntas de flecha permitían a los cazadores atacar a distancia y aumentar sus posibilidades de éxito en la caza.

3. Buriles: Los buriles eran herramientas de piedra que se utilizaban para tallar y grabar objetos. Estas herramientas se caracterizaban por tener una punta afilada y un mango para facilitar su manejo. Los buriles se utilizaban para realizar grabados en huesos, marfil y otros materiales, lo que evidencia un mayor desarrollo en las habilidades artísticas y simbólicas de los seres humanos del Paleolítico Superior.

4. Propulsores: Los propulsores eran herramientas utilizadas para lanzar lanzas con mayor precisión y fuerza. Consistían en una pieza de madera con una muesca en un extremo, donde se colocaba la punta de la lanza. Al utilizar el propulsor, los cazadores podían aumentar la velocidad y alcance de sus lanzas, lo que les permitía cazar de manera más eficiente.

5.

Agujas: En el Paleolítico Superior también se desarrollaron las agujas, herramientas utilizadas para coser y unir pieles y tejidos. Estas agujas se fabricaban a partir de hueso o marfil, y se caracterizaban por tener un ojo en el extremo para pasar el hilo. El uso de agujas permitió a los seres humanos del Paleolítico Superior mejorar sus habilidades en el trabajo de las pieles y la confección de vestimentas.

Innovaciones del Paleolítico Superior

Durante el Paleolítico Superior, que abarcó aproximadamente desde hace 40,000 hasta hace 10,000 años, se produjeron importantes innovaciones en el desarrollo humano. Estas innovaciones fueron cruciales para la evolución de nuestra especie y marcaron el inicio de la civilización tal como la conocemos hoy en día.

1. Arte rupestre: Una de las principales innovaciones del Paleolítico Superior fue el desarrollo del arte rupestre. Los seres humanos empezaron a representar en las paredes de las cuevas escenas de caza, animales y figuras abstractas. Estas pinturas y grabados son una muestra de la capacidad creativa y simbólica del Homo sapiens.

2. Elaboración de herramientas: Durante esta época, las herramientas de piedra se volvieron más especializadas y refinadas. Los seres humanos comenzaron a utilizar técnicas más complejas para tallar y trabajar la piedra, lo que les permitió fabricar herramientas más eficientes y versátiles, como puntas de lanza, cuchillos y raspadores.

3. Desarrollo de la tecnología del fuego: Durante el Paleolítico Superior, los seres humanos aprendieron a controlar y utilizar el fuego de manera sistemática. Este descubrimiento fue de gran importancia, ya que permitió a nuestros antepasados ​​mantenerse calientes, cocinar alimentos y ahuyentar a los depredadores durante la noche.

4. Organización social: En el Paleolítico Superior también se observa un aumento en la complejidad de las sociedades humanas. Los seres humanos comenzaron a vivir en grupos más grandes y a establecer jerarquías sociales. También se cree que se inició la división del trabajo, con diferentes individuos especializándose en tareas específicas, como la caza, la recolección o la fabricación de herramientas.

5. Expansión geográfica: Durante el Paleolítico Superior, los seres humanos se expandieron por todo el mundo, colonizando nuevas regiones y adaptándose a diferentes entornos. Esta expansión geográfica fue posible gracias a la capacidad de los seres humanos para adaptarse y utilizar eficientemente los recursos disponibles en cada entorno.

Espero que La Azagalla te transporte a un fascinante viaje hacia los inicios de la humanidad, explorando los únicos e impresionantes utensilios de la Prehistoria en el Paleolítico superior. ¡Hasta pronto!

TAMBIÉN PODRÍA GUSTARTE LEER:

Subir