Etapas y culturas de la Prehistoria y Protostoria peninsular.

La Prehistoria y Protostoria peninsular abarca un amplio periodo de tiempo en el que se desarrollaron diferentes etapas y culturas en la península ibérica. A lo largo de miles de años, desde el Paleolítico hasta la Edad del Hierro, se sucedieron importantes cambios sociales, económicos y tecnológicos.

En la Prehistoria, encontramos la presencia de grupos humanos nómadas que vivían de la caza, la pesca y la recolección de alimentos. Con el paso del tiempo, estas comunidades fueron adoptando un estilo de vida sedentario y comenzaron a practicar la agricultura y la ganadería. Posteriormente, en la Protostoria, surgieron las primeras sociedades complejas con una organización política y social más avanzada.

Índice
  1. Descubre la protohistoria y sus etapas
  2. Periodos de la Prehistoria: descubrimientos fascinantes.

Descubre la protohistoria y sus etapas

La protohistoria es un período que se sitúa entre la prehistoria y la historia propiamente dicha. Es un término utilizado por los historiadores para referirse a aquellos momentos en los que existen indicios de civilización y desarrollo cultural, pero en los que no se encuentra una documentación escrita suficiente para poder hablar de una historia propiamente dicha.

La protohistoria se divide en varias etapas, que se caracterizan por diferentes avances y cambios en la sociedad. A continuación, se presentan las principales etapas de la protohistoria:

1. Neolítico: Esta etapa se caracteriza por el desarrollo de la agricultura y la domesticación de animales. Es en este período cuando se produce la transición de una economía de cazadores-recolectores a una economía basada en la agricultura y la ganadería. Además, se desarrollan herramientas más sofisticadas y se empiezan a construir estructuras permanentes.

2. Edad del Bronce: Durante esta etapa se produce un gran avance en la metalurgia, especialmente en la utilización del bronce. Se desarrollan nuevas técnicas de fundición y se utilizan herramientas y armas de bronce. También se producen importantes avances en la cerámica y en la navegación.

3. Edad del Hierro: En esta etapa se produce la transición del bronce al hierro como principal material utilizado para la fabricación de herramientas y armas. Esto supone una gran revolución en la tecnología y en la sociedad de la época.

Además, se desarrollan nuevos sistemas de organización política y social, como la formación de reinos y la aparición de los primeros estados.

4. Época de los pueblos prerromanos: Esta etapa se sitúa en la península ibérica y se caracteriza por la presencia de diferentes grupos étnicos y culturas. Entre ellos se encuentran los celtas, los íberos y los tartesios, entre otros. Estos pueblos desarrollan una sociedad organizada y establecen relaciones comerciales y culturales entre ellos.

Periodos de la Prehistoria: descubrimientos fascinantes.

La Prehistoria se divide en tres grandes periodos: Paleolítico, Neolítico y Edad de los Metales. Estos periodos abarcan desde la aparición del ser humano hasta el desarrollo de la escritura y la metalurgia.

Durante el Paleolítico, que se extiende desde hace aproximadamente 2.5 millones de años hasta hace unos 10,000 años, los seres humanos eran nómadas y dependían de la caza, la pesca y la recolección de frutos para sobrevivir. En este periodo se han encontrado herramientas de piedra como hachas, cuchillos y raspadores, así como pinturas rupestres en cuevas, que muestran la habilidad artística de nuestros antepasados.

El Neolítico, que abarca desde hace unos 10,000 años hasta hace unos 5,000 años, marca el inicio de la sedentarización y la agricultura. Durante este periodo, los seres humanos comenzaron a cultivar plantas y a criar animales, lo que les permitió establecerse en comunidades permanentes. Se han descubierto restos de viviendas y graneros, así como herramientas más especializadas, como molinos de mano y cerámica.

La Edad de los Metales, que se divide en tres subperiodos (Edad del Cobre, Edad del Bronce y Edad del Hierro), se caracteriza por el uso cada vez más común de metales en la fabricación de herramientas y armas. Durante este periodo, los seres humanos desarrollaron técnicas de fundición y forja, lo que les permitió crear objetos más duraderos y eficientes. Se han encontrado objetos de cobre, bronce y hierro, así como restos de minas y talleres metalúrgicos.

Estos periodos de la Prehistoria nos han dejado descubrimientos fascinantes que nos permiten entender cómo vivían nuestros antepasados. Desde las pinturas rupestres que nos muestran su habilidad artística, hasta las herramientas y objetos de metal que evidencian su desarrollo tecnológico, estos hallazgos nos acercan a una época en la que el ser humano aún estaba descubriendo y dominando el mundo que le rodeaba.

Espero que disfrutes explorando las fascinantes etapas y culturas de la Prehistoria y Protostoria peninsular, ¡hasta pronto en tu viaje a través del pasado!

TAMBIÉN PODRÍA GUSTARTE LEER:

Subir