Eran más inteligentes y domesticaban animales en el Paleolítico.

El Paleolítico, también conocido como la Edad de Piedra, fue un periodo de la historia de la humanidad que se extendió desde hace aproximadamente 2.5 millones de años hasta hace unos 10,000 años. Durante este tiempo, los seres humanos vivían como cazadores-recolectores y dependían en gran medida de la naturaleza para su subsistencia. Sin embargo, estudios recientes han revelado que nuestros antepasados en el Paleolítico eran mucho más inteligentes de lo que se pensaba anteriormente.

Investigaciones arqueológicas han descubierto evidencia de que los seres humanos de esta época no solo eran capaces de utilizar herramientas de piedra para cazar y recolectar alimentos, sino que también tenían la capacidad de domesticar animales. Aunque se pensaba que la domesticación de animales era una práctica propia del Neolítico, estos nuevos hallazgos desafían esta idea. Los antiguos cazadores-recolectores del Paleolítico eran capaces de criar y controlar animales, lo que les permitía tener un suministro constante de alimentos y establecer asentamientos más permanentes. Estos descubrimientos nos obligan a replantear nuestras ideas sobre la inteligencia y las capacidades de nuestros antepasados en el Paleolítico.

Distribución de los oficios en el Neolítico: un estudio reveladorDistribución de los oficios en el Neolítico: un estudio revelador
Índice
  1. Animales domesticados en el Paleolítico.
  2. Ventajas de la domesticación de animales

Animales domesticados en el Paleolítico.

Durante el Paleolítico, los seres humanos comenzaron a domesticar ciertos animales salvajes para su beneficio. Estos animales domesticados eran una fuente de alimento constante, así como proveedores de materiales y herramientas útiles para la vida cotidiana.

1. Perros: Los perros fueron los primeros animales domesticados en el Paleolítico. Los seres humanos descubrieron que estos animales salvajes podían ser entrenados para ayudar en la caza, proteger a la tribu y proporcionar compañía. Los perros también eran útiles en el transporte de cargas y en la vigilancia de los campamentos.

2. Cabras y ovejas: Las cabras y ovejas fueron domesticadas en el Paleolítico para aprovechar su carne, leche y lana. Estos animales proporcionaban una fuente de alimento constante y podían ser criados en grandes cantidades para satisfacer las necesidades de las tribus.

3. Cerdos: Los cerdos también fueron domesticados en el Paleolítico. Estos animales eran importantes para la obtención de carne y grasa, que eran fuentes de energía vital para los seres humanos. Además, los cerdos proporcionaban pieles y huesos que podían ser utilizados para fabricar herramientas y otros objetos.

El gran mamut de la prehistoria: ¡gratuito!

4. Vacas: Aunque la domesticación de las vacas se llevó a cabo más adelante en la historia humana, algunos estudios sugieren que los seres humanos del Paleolítico ya interactuaban con estos animales. Las vacas proporcionaban leche, carne y piel, convirtiéndose en una fuente de alimento y materiales esenciales.

5. Caballos: Aunque los caballos no fueron domesticados en el Paleolítico, los seres humanos comenzaron a cazar y utilizar estos animales como fuente de alimento y para su movilidad. Los caballos proporcionaban a los cazadores la capacidad de desplazarse rápidamente y perseguir a las manadas de animales que cazaban.

Ventajas de la domesticación de animales

La domesticación de animales ha sido una práctica milenaria que ha brindado numerosas ventajas a la humanidad. A lo largo de la historia, hemos logrado establecer una relación simbiótica con diversas especies, lo que ha permitido el desarrollo de sociedades más avanzadas y beneficios para ambos.

1. Obtención de alimentos: Una de las principales ventajas de la domesticación de animales es la obtención de alimentos. A través de la cría y el control de animales como vacas, cerdos, ovejas y aves de corral, hemos asegurado el suministro regular de carne, leche, huevos y otros productos de origen animal.

2. Trabajo y transporte: La domesticación de animales también ha proporcionado una fuente de trabajo y transporte. Desde tiempos antiguos, hemos utilizado animales como caballos, bueyes y camellos para realizar tareas agrícolas, transportar mercancías y facilitar los desplazamientos.

3. Compañía y afecto: Muchas personas encuentran en los animales domesticados una fuente de compañía y afecto. Los perros y los gatos, por ejemplo, son considerados compañeros leales y brindan apoyo emocional a sus dueños. La domesticación de animales nos ha permitido establecer vínculos profundos y significativos con otras especies.

4. Control de plagas: Al domesticar ciertos animales, como los gatos, hemos logrado controlar las poblaciones de roedores y otros animales considerados plagas. Estos animales cazadores ayudan a mantener a raya a los intrusos no deseados en nuestros hogares y cultivos.

5. Investigación científica: La domesticación de animales ha sido fundamental en la investigación científica. A través del estudio de animales domesticados, como ratones y perros, hemos logrado avances en medicina, genética y comportamiento animal, entre otros campos.

6. Conservación de especies: En algunos casos, la domesticación de animales ha permitido la conservación de especies en peligro de extinción. Mediante programas de cría en cautiverio y reintroducción, hemos salvado a especies como el lince ibérico y el panda gigante.

Espero que nuestros caminos se crucen nuevamente en algún lugar donde podamos reflexionar sobre el fascinante progreso de la humanidad en el Paleolítico.

TAMBIÉN PODRÍA GUSTARTE LEER:

Subir