En qué zonas de España vivían los hombres del Neolítico

El Neolítico fue una etapa crucial en la historia de la humanidad, ya que marcó el inicio de la agricultura y la domesticación de animales. En España, este periodo se desarrolló entre el 6000 y el 2500 a.C., y se caracterizó por el establecimiento de comunidades sedentarias. Sin embargo, la distribución geográfica de las poblaciones neolíticas en la península ibérica no fue homogénea.

Las zonas de España donde se han encontrado mayores evidencias de asentamientos neolíticos son principalmente el Levante, Cataluña, Andalucía y Extremadura. Estas áreas presentaban condiciones favorables para la agricultura y la ganadería, como suelos fértiles, ríos y pastos abundantes. En el Levante, por ejemplo, se han descubierto numerosos yacimientos con restos de viviendas, herramientas y cerámicas neolíticas. Además, estas comunidades aprovechaban los recursos marinos, como demuestran los restos de conchas y peces encontrados en los yacimientos costeros.

¿Cuál es el proceso de revolución neolítica en la historia?¿Cuál es el proceso de revolución neolítica en la historia?
Índice
  1. Hábitat de los hombres neolíticos
  2. Ubicación de primeras comunidades neolíticas en península ibérica

Hábitat de los hombres neolíticos

Durante el período neolítico, los hombres comenzaron a establecerse en asentamientos permanentes en lugar de ser nómadas. Estos asentamientos se caracterizaban por su hábitat y su forma de vida sedentaria.

1. Cuevas y abrigos rocosos: En muchas regiones, los hombres neolíticos utilizaban cuevas y abrigos rocosos como lugares de residencia. Estos espacios naturales les proporcionaban protección contra los elementos y los depredadores.

2. Casas subterráneas: En algunas áreas, como Cataluña (España), los hombres neolíticos construían casas subterráneas. Estas viviendas eran excavadas en el suelo y contaban con una entrada estrecha. Las casas subterráneas proporcionaban aislamiento térmico y protección contra los ataques.

3. Casas de madera: En otras regiones, los hombres neolíticos construían casas de madera. Utilizaban troncos y ramas para hacer estructuras simples, con techos de ramas y paja. Estas casas eran más fáciles de construir y permitían una mayor flexibilidad en términos de ubicación.

Homónimos que a perecieron en el paleolítico: Un estudio revelador.Homónimos que a perecieron en el paleolítico: Un estudio revelador.

4. Poblados fortificados: Algunos asentamientos neolíticos se encontraban rodeados por muros defensivos. Estos muros, construidos con piedras y tierra, proporcionaban protección contra posibles invasiones y saqueos.

Además, algunos poblados fortificados contaban con torres de vigilancia para detectar cualquier amenaza.

5. Graneros y almacenes: Los hombres neolíticos desarrollaron técnicas agrícolas, lo cual les permitió almacenar alimentos. Construían graneros y almacenes para guardar los cultivos y protegerlos de la humedad y los animales.

6. Infraestructuras comunitarias: Algunos asentamientos neolíticos contaban con infraestructuras compartidas, como pozos y silos. Estos recursos eran utilizados por toda la comunidad y contribuían a la supervivencia colectiva.

Ubicación de primeras comunidades neolíticas en península ibérica

En la península ibérica, las primeras comunidades neolíticas se establecieron en diferentes regiones. Algunas de estas ubicaciones incluyen:

1. La zona de Cataluña: En esta región, se han encontrado numerosos yacimientos arqueológicos que evidencian la presencia de comunidades neolíticas. Destacan los yacimientos de la Cova de l'Or, donde se han hallado restos de cerámica y herramientas de piedra.

2. Andalucía: En esta región, se han descubierto varias localidades con vestigios neolíticos. Uno de los ejemplos más relevantes es el yacimiento de Los Millares, que dataría del III milenio a.C. y muestra una estructura urbana avanzada, con viviendas fortificadas y una economía basada en la agricultura y la ganadería.

3. La Meseta Central: También se han encontrado evidencias de comunidades neolíticas en la Meseta Central de la península ibérica. Destacan los yacimientos de La Draga, en Cataluña, y la cueva de Los Murciélagos, en Cáceres. Estos lugares muestran la presencia de actividades agrícolas y ganaderas, así como el uso de herramientas de piedra y cerámica.

4. La sierra de Atapuerca: En esta zona de la península, se han encontrado restos arqueológicos que evidencian la presencia de comunidades neolíticas. En el yacimiento de la Sima de los Huesos, se han hallado restos de individuos que datan de hace más de 4000 años, lo que indica la existencia de una comunidad establecida en esa época.

Espero que tu interés en la vida de los hombres del Neolítico en España te lleve a descubrir las fascinantes zonas donde dejaron su legado. ¡Hasta pronto!

TAMBIÉN PODRÍA GUSTARTE LEER:

Subir