¿En qué fecha comienza la Prehistoria en la Península Ibérica?

La Prehistoria en la Península Ibérica es un periodo fascinante de la historia que abarca desde la aparición de los primeros seres humanos hasta la llegada de los romanos en el siglo III a.C. Sin embargo, determinar la fecha exacta en la que comienza la Prehistoria en esta región no es una tarea sencilla. Los estudios arqueológicos y paleontológicos han permitido establecer que los primeros vestigios de presencia humana en la Península Ibérica datan de hace aproximadamente 1.2 millones de años, durante el Paleolítico Inferior.

Esta etapa se caracteriza por la presencia de los primeros homínidos en la región, como el Homo antecessor, y el desarrollo de herramientas de piedra rudimentarias. No obstante, algunos expertos consideran que la Prehistoria en la Península Ibérica podría remontarse incluso más atrás, hasta hace unos 1.4 millones de años, basándose en hallazgos arqueológicos en yacimientos como Atapuerca. En cualquier caso, la Prehistoria en la Península Ibérica es un periodo crucial para entender la evolución humana y la forma en que nuestros antepasados se adaptaron a su entorno en esta región tan rica en recursos naturales.

Distribución de los oficios en el Neolítico: un estudio reveladorDistribución de los oficios en el Neolítico: un estudio revelador
Índice
  1. Inicio de la Prehistoria
  2. Cronología de la Prehistoria en la Península Ibérica

Inicio de la Prehistoria

La Prehistoria es el período más antiguo de la historia humana, que abarca desde la aparición de los primeros homínidos hasta la invención de la escritura, aproximadamente hace unos 5 millones de años hasta el año 3

000 a.C. Durante este tiempo, los seres humanos no tenían registros escritos, por lo que la información que tenemos se basa en hallazgos arqueológicos y evidencias físicas.

El inicio de la Prehistoria se remonta a la época en que los primeros homínidos comenzaron a fabricar y utilizar herramientas de piedra. Estos primeros homínidos, como el Homo habilis y el Homo erectus, eran nómadas y dependían de la caza, la recolección de vegetales y el uso de herramientas rudimentarias para sobrevivir.

A medida que los homínidos evolucionaban, también lo hacían sus herramientas y habilidades. El Homo sapiens, nuestra especie, apareció hace aproximadamente 200,

000 años y se caracterizó por su capacidad para fabricar herramientas más complejas, como lanzas y hachas de piedra.

Durante el Paleolítico, que abarca desde la aparición de los primeros homínidos hasta el final de la última glaciación, hace unos 10,

000 años, los seres humanos eran cazadores-recolectores y vivían en pequeños grupos nómadas. Dependían de la caza de animales y la recolección de frutas, nueces y raíces para sobrevivir.

El gran mamut de la prehistoria: ¡gratuito!

En el Neolítico, que comenzó alrededor del año 10,

000 a.C., los seres humanos comenzaron a practicar la agricultura y la domesticación de animales, lo que les permitió establecer asentamientos permanentes. Esta revolución agrícola marcó un punto de inflexión en la historia humana, ya que permitió el desarrollo de la civilización y el surgimiento de las primeras sociedades complejas.

A lo largo de la Prehistoria, los seres humanos desarrollaron diversos avances tecnológicos, como la cerámica, la metalurgia y la fabricación de tejidos, lo que les permitió mejorar su calidad de vida y expandir su influencia en diferentes regiones del mundo.

Cronología de la Prehistoria en la Península Ibérica

La Prehistoria en la Península Ibérica se divide en tres grandes periodos: el Paleolítico, el Neolítico y la Edad de los Metales. A continuación, se presenta una breve descripción de cada uno de ellos.

1. Paleolítico (hace aproximadamente 1.2 millones de años - 10.

000 a.C.): Este periodo se caracteriza por la presencia de grupos humanos nómadas que se dedicaban a la caza, la pesca y la recolección de alimentos. Durante esta etapa, se desarrollaron las primeras herramientas de piedra, como las hachas, cuchillos y raspadores. También se llevaron a cabo manifestaciones artísticas, como las pinturas rupestres encontradas en cuevas, que representaban escenas de caza y animales.

2. Neolítico (hace aproximadamente 6.

000 a.C. - 2.200 a.C.): Durante este periodo, se produjo un cambio significativo en la forma de vida de los grupos humanos. Se comenzó a practicar la agricultura y la ganadería, lo que permitió establecer asentamientos sedentarios. Además, se desarrollaron nuevas técnicas de fabricación de herramientas, como la cerámica y la tejeduría. También se construyeron los primeros monumentos megalíticos, como los dólmenes y los menhires, que tienen un carácter funerario y religioso.

3. Edad de los Metales (hace aproximadamente 2.200 a.C. - 700 a.C.): Durante este periodo, se produjo la introducción y uso de los metales en la Península Ibérica. Se distinguen tres etapas: el Calcolítico, la Edad del Bronce y la Edad del Hierro. En el Calcolítico, se comenzó a utilizar el cobre y el oro para la fabricación de objetos. En la Edad del Bronce, se desarrolló la metalurgia del bronce, permitiendo la fabricación de armas y herramientas más sofisticadas. En la Edad del Hierro, se introdujo el hierro como material principal, lo que supuso un avance tecnológico importante.

Espero haber sido de ayuda, ¡que descubras muchos más misterios de la Prehistoria en la Península Ibérica!

TAMBIÉN PODRÍA GUSTARTE LEER:

Subir