El neolítico final y calcolítico en Cantabria: una mirada retrospectiva

El periodo neolítico final y calcolítico en Cantabria es una etapa crucial en la historia de la región, ya que marca la transición de las sociedades cazadoras-recolectoras a las agrícolas y ganaderas. Durante este tiempo, se produjeron importantes cambios en la forma de vida, la organización social y la tecnología, que han dejado huellas significativas en el territorio.

En este artículo, nos adentraremos en este periodo fascinante de la prehistoria de Cantabria, explorando los vestigios arqueológicos que nos ofrecen una visión retrospectiva de cómo vivían y se desarrollaban estas antiguas comunidades. Desde los rituales funerarios hasta las herramientas utilizadas en la agricultura y la ganadería, descubriremos cómo estas sociedades se adaptaron a su entorno y dejaron su legado en el paisaje cántabro.

Plantas de la prehistoria, extinguidas tras su existencia en la Tierra.Plantas de la prehistoria, extinguidas tras su existencia en la Tierra.
Índice
  1. La cronología del Neolítico
  2. La Edad del Cobre: ¿Cuándo ocurrió?

La cronología del Neolítico

El Neolítico es una etapa importante en la historia de la humanidad, ya que marca el inicio de la agricultura y la domesticación de animales. A continuación, se presenta una cronología de los principales eventos y desarrollos durante esta época:

1. 10.000 a.C.: Inicio del Neolítico en el Creciente Fértil de Oriente Medio. Se desarrolla la agricultura y la domesticación de plantas como el trigo y la cebada, así como de animales como la cabra y la oveja.

2. 9.000 a.C.: Aparecen las primeras aldeas neolíticas en el Creciente Fértil, donde la agricultura y la ganadería se convierten en la base económica.

3. 8.000 a.C.: Se desarrolla la cerámica en el Creciente Fértil, lo que permite un mayor almacenamiento y conservación de alimentos.

La caza del mamut en el Paleolítico: una aventura prehistóricaLa caza del mamut en el Paleolítico: una aventura prehistórica

4. 7.000 a.C.: La agricultura y la ganadería se extienden por Europa, Asia y África, dando lugar a la creación de nuevas comunidades agrícolas.

5. 6.000 a.C.: Aparecen las primeras sociedades jerarquizadas en Mesopotamia y Egipto, con la construcción de grandes monumentos como los zigurats y las pirámides.

6. 5.000 a.C.

:
Se desarrolla el comercio a larga distancia entre diferentes regiones, lo que impulsa el intercambio de productos y conocimientos.

7. 4.000 a.C.: En Europa, se desarrolla la cultura de los megalitos, caracterizada por la construcción de monumentos de piedra como Stonehenge en Inglaterra.

8. 3.000 a.C.: Se desarrolla la escritura en Mesopotamia y Egipto, lo que permite la creación de registros escritos y el desarrollo de la administración y el comercio.

9. 2.000 a.C.: Aparición de las primeras civilizaciones urbanas en el Creciente Fértil, como Sumeria y Egipto, donde se desarrollan sistemas complejos de gobierno, religión y arte.

10. 1.000 a.C.: Fin del Neolítico y comienzo de la Edad de los Metales, con la aparición de la metalurgia y la producción de objetos de bronce y hierro.

La Edad del Cobre: ¿Cuándo ocurrió?

La Edad del Cobre, también conocida como Calcolítico, es un periodo de la Prehistoria que se sitúa entre el Neolítico y la Edad del Bronce. Aunque las fechas exactas pueden variar según la región, generalmente se considera que ocurrió entre el 3500 a.C. y el 2200 a.C.

Durante este periodo, la humanidad experimentó importantes avances tecnológicos y sociales. Uno de los hitos más significativos fue la aparición de la metalurgia del cobre, lo que permitió la fabricación de herramientas y armas más eficientes. Además, se desarrollaron técnicas de fundición y aleación que dieron paso a la Edad del Bronce.

El uso del cobre no solo tuvo un impacto en la tecnología, sino también en la organización social. La producción y comercio de objetos de cobre generaron nuevas formas de intercambio y especialización laboral. Asimismo, se comenzaron a establecer jerarquías sociales más complejas y se consolidaron las primeras comunidades urbanas.

En cuanto a la distribución geográfica, la Edad del Cobre se desarrolló de manera diversa en diferentes partes del mundo. En Europa, por ejemplo, se han encontrado numerosos yacimientos de cobre en la región de los Balcanes y en la península ibérica. En Oriente Medio, se han hallado importantes vestigios en la región de Mesopotamia y en la península del Sinaí.

Espero que esta mirada retrospectiva al neolítico final y calcolítico en Cantabria haya sido tan fascinante para ti como lo ha sido para mí, ¡hasta pronto!

TAMBIÉN PODRÍA GUSTARTE LEER:

Subir