Edad que comienza a finales del Neolítico: ¡importante descubrimiento!

En el ámbito de la arqueología, cada nuevo descubrimiento nos acerca más al entendimiento de nuestras raíces y la evolución de la humanidad. En esta ocasión, un equipo de investigadores ha realizado un sorprendente hallazgo que podría cambiar nuestra comprensión de la historia. Se trata de una nueva Edad que comienza a finales del Neolítico, un período crucial en el desarrollo de las sociedades humanas.

El Neolítico, también conocido como la Edad de Piedra Nueva, fue un tiempo de grandes avances en la tecnología y la forma de vida de los seres humanos. Durante este período, las comunidades comenzaron a practicar la agricultura y la domesticación de animales, abandonando la vida nómada y estableciéndose en asentamientos permanentes. Sin embargo, hasta ahora se creía que esta era llegaba a su fin con la llegada de la Edad de los Metales.

Herramientas fáciles de dibujar del Neolítico para niños pequeñosHerramientas fáciles de dibujar del Neolítico para niños pequeños
Índice
  1. Descubrimientos en la Edad Neolítica
  2. Inicio y fin del Neolítico: un recorrido por la revolución agrícola.

Descubrimientos en la Edad Neolítica

Durante la Edad Neolítica, que abarcó aproximadamente desde el 10.000 a.C. hasta el 2.000 a.C., se produjeron importantes descubrimientos que marcaron el comienzo de la civilización humana tal como la conocemos hoy en día. Estos descubrimientos revolucionaron la forma de vida de las comunidades neolíticas y sentaron las bases para el desarrollo de la agricultura, la ganadería y la domesticación de animales.

Uno de los descubrimientos más significativos fue la invención de la agricultura. Las comunidades neolíticas comenzaron a cultivar plantas como el trigo, la cebada y las leguminosas, lo que permitió una mayor estabilidad alimentaria y el desarrollo de asentamientos permanentes. Este descubrimiento también llevó al desarrollo de técnicas de riego y la construcción de sistemas de almacenamiento de alimentos.

Otro descubrimiento importante fue la domesticación de animales. Las comunidades neolíticas comenzaron a criar y cuidar animales como ovejas, cabras, cerdos y vacas. Esto permitió el suministro de carne, leche y productos derivados de los animales, lo que contribuyó a una mayor diversidad en la dieta y a una mayor disponibilidad de recursos.

Además de la agricultura y la ganadería, durante el Neolítico se realizaron otros descubrimientos importantes. Uno de ellos fue el desarrollo de la cerámica, que permitió la creación de recipientes para cocinar, almacenar alimentos y transportar agua. La cerámica también fue utilizada para la creación de objetos decorativos y artísticos.

El clima en el Magdaleniense final o Paleolítico superior: un análisis.El clima en el Magdaleniense final o Paleolítico superior: un análisis.

Otro descubrimiento relevante fue el desarrollo de la metalurgia. Durante el Neolítico, los seres humanos comenzaron a trabajar con metales como el cobre y el oro, lo que permitió la creación de herramientas y armas más eficientes. La metalurgia también jugó un papel importante en el comercio y el intercambio de bienes entre las diferentes comunidades.

Inicio y fin del Neolítico: un recorrido por la revolución agrícola.

El Neolítico fue un periodo de la prehistoria que se caracterizó por la transición de las sociedades humanas de la caza y la recolección a la agricultura y la ganadería. Este cambio, conocido como la revolución agrícola, tuvo un impacto significativo en la forma de vida de las comunidades humanas y marcó el inicio de la civilización.

El inicio del Neolítico se sitúa alrededor del año 10,000 a.C., en el denominado Creciente Fértil, una región geográfica que abarca el actual Oriente Medio. Fue en esta zona donde se desarrollaron las primeras prácticas agrícolas, como la domesticación de plantas y animales.

La domesticación de plantas permitió a las comunidades humanas cultivar sus propios alimentos, en lugar de depender exclusivamente de la caza y la recolección. Los cereales, como el trigo y la cebada, fueron algunas de las primeras plantas domesticadas, y su cultivo se convirtió en una fuente de alimentación estable.

La domesticación de animales también fue un aspecto fundamental de la revolución agrícola. Las comunidades comenzaron a criar animales como ovejas, cabras y cerdos, lo que les proporcionaba carne, leche y otros productos derivados. Además, los animales también fueron utilizados para el trabajo en el campo, lo que aumentó la productividad agrícola.

La agricultura y la ganadería permitieron a las comunidades humanas establecer asentamientos permanentes. En lugar de ser nómadas, los grupos comenzaron a vivir en un lugar fijo, lo que llevó al desarrollo de aldeas y ciudades. Estos asentamientos se convirtieron en centros de intercambio comercial y social, y dieron origen a la formación de sociedades más complejas.

El fin del Neolítico no está claramente definido, ya que la transición hacia la Edad de los Metales y el inicio de la escritura marcaron el comienzo de una nueva etapa en la historia humana. Sin embargo, se considera que el Neolítico llegó a su fin alrededor del año 3,000 a.C., con la aparición de las primeras civilizaciones en Mesopotamia y Egipto.

Que este importante descubrimiento te lleve a explorar y comprender aún más la fascinante Edad que comienza a finales del Neolítico. ¡Hasta pronto!

TAMBIÉN PODRÍA GUSTARTE LEER:

Subir