¿Cuántos años hace que comienza el Paleolítico en la P.I.?

El Paleolítico es una de las etapas más antiguas de la historia de la humanidad, caracterizada por el uso de herramientas de piedra. En la Península Ibérica, esta era se inició hace aproximadamente 1,4 millones de años, con la llegada de los primeros homínidos al territorio. Durante este período, los grupos humanos se dedicaban principalmente a la caza, la recolección y la pesca para subsistir.

El Paleolítico en la Península Ibérica se dividía en tres fases: Paleolítico Inferior, Medio y Superior. En el Paleolítico Inferior, los homínidos utilizaban herramientas de piedra tallada. En el Medio, se empezaron a desarrollar técnicas más avanzadas, como el tallado bifacial y la producción de herramientas más especializadas. Finalmente, en el Paleolítico Superior, aparecieron las primeras manifestaciones artísticas y se produjo una mayor diversificación de herramientas y técnicas.

Los hombres de la prehistoria, nómadas, se desplazaban constantementeLos hombres de la prehistoria, nómadas, se desplazaban constantemente
Índice
  1. Inicio del Paleolítico hace miles de años
  2. Inicio del Paleolítico en la Península Ibérica

Inicio del Paleolítico hace miles de años

El Paleolítico es una de las etapas más antiguas de la historia humana, que se remonta a miles de años atrás. Durante este período, los seres humanos vivían en pequeñas comunidades nómadas, dependiendo principalmente de la caza y la recolección para su subsistencia.

Durante el inicio del Paleolítico, los seres humanos dependían de herramientas rudimentarias de piedra, como los bifaces y las lascas, para cazar animales y procesar alimentos. Estas herramientas eran fabricadas mediante la técnica de talla lítica, que consistía en golpear una piedra con otra para darle forma.

La caza era una actividad fundamental para la supervivencia en el Paleolítico. Los seres humanos cazaban animales como mamuts, bisontes y renos, utilizando estrategias de caza en grupo y lanzas de madera afiladas. Además de la caza, también recolectaban frutas, nueces y raíces para complementar su dieta.

Durante este período, los seres humanos vivían en cuevas y refugios naturales para protegerse de los depredadores y las inclemencias del tiempo. Estas cuevas también servían como lugares de almacenamiento de alimentos y como refugio temporal durante las migraciones estacionales.

Soyá, cómo se divertían los niños de la prehistoriaSoyá, cómo se divertían los niños de la prehistoria

En cuanto a la organización social, las comunidades paleolíticas se organizaban en grupos pequeños de familias extendidas. La cooperación y la división del trabajo eran fundamentales para la supervivencia, ya que cada miembro del grupo tenía un papel específico en la caza, la recolección y la elaboración de herramientas.

El inicio del Paleolítico marcó el comienzo de la evolución humana, ya que durante este período se desarrollaron habilidades cognitivas y tecnológicas. Los seres humanos comenzaron a experimentar con nuevas técnicas de talla lítica, creando herramientas más especializadas y eficientes.

Inicio del Paleolítico en la Península Ibérica

El inicio del Paleolítico en la Península Ibérica se remonta aproximadamente a hace 1.4 millones de años, durante el Pleistoceno inferior. Durante este período, los primeros homínidos llegaron a la península procedentes del continente africano.

Los primeros vestigios de presencia humana en la Península Ibérica se encuentran en el yacimiento de Atapuerca, en la provincia de Burgos, donde se han descubierto restos de homínidos pertenecientes a la especie Homo antecessor. Estos restos datan de hace aproximadamente 900.000 años y son considerados los más antiguos de Europa occidental.

Durante el Paleolítico inferior, los homínidos en la Península Ibérica se dedicaban principalmente a la caza y a la recolección de alimentos. Utilizaban herramientas de piedra tallada, conocidas como bifaces, para la caza de animales y la obtención de recursos.

A medida que avanzaba el Paleolítico, los grupos humanos ibéricos desarrollaron nuevas técnicas y herramientas. Durante el Paleolítico medio, que abarca desde hace aproximadamente 300.000 hasta 30.000 años atrás, se desarrollaron las puntas de flecha y las lanzas, lo que permitió a los cazadores ser más eficientes en la caza de grandes mamíferos.

El arte rupestre también tuvo un importante desarrollo durante el Paleolítico en la Península Ibérica. Se han descubierto numerosas cuevas con pinturas y grabados que representan animales, como el famoso arte rupestre de la cueva de Altamira en Cantabria.

Durante el Paleolítico superior, que se extiende desde hace aproximadamente 40.000 hasta 10.000 años atrás, los grupos humanos ibéricos desarrollaron una mayor complejidad social y cultural. Se intensificó la caza de grandes mamíferos, como el bisonte y el ciervo, y se empezaron a utilizar herramientas más especializadas, como las microlitas.

Además, durante el Paleolítico superior, se produjo un cambio en la forma de vida de los grupos humanos, pasando de ser nómadas a establecerse en asentamientos más permanentes. Esto se debió en parte a la mejora de las técnicas de obtención de alimentos, como la recolección de frutos y la pesca.

Espero que hayas disfrutado de nuestro breve viaje a través del tiempo, ¡hasta la próxima!

TAMBIÉN PODRÍA GUSTARTE LEER:

Subir