¿Cómo se denomina la cerámica neolítica en la Península Ibérica?

La cerámica neolítica en la Península Ibérica ha sido objeto de estudio y fascinación para los arqueólogos e historiadores durante décadas. Este tipo de cerámica, que se encuentra en diversos yacimientos de la región, es un testimonio tangible de la vida y las costumbres de las poblaciones prehistóricas que habitaron esta zona hace miles de años.

Una de las denominaciones más utilizadas para referirse a esta cerámica es la de "cerámica cardial" o "cerámica con decoración cardial". Esta denominación hace referencia a la presencia de decoraciones hechas con la concha del molusco cardium, que se caracteriza por sus líneas sinuosas y espirales. Estas decoraciones son típicas de la cerámica neolítica de la Península Ibérica y se consideran uno de los principales rasgos distintivos de esta cultura material.

Cromagnón y sapiens: ¿Es lo mismo?Cromagnón y sapiens: ¿Es lo mismo?
Índice
  1. Denominación de la cerámica Neolítica peninsular
  2. Descubre la cerámica neolítica

Denominación de la cerámica Neolítica peninsular

La denominación de la cerámica neolítica peninsular hace referencia a los diferentes estilos y tipologías de cerámica que se desarrollaron durante el período neolítico en la Península Ibérica. El neolítico, que abarca desde aproximadamente el 6000 a.C. hasta el 2500 a.C., marcó el comienzo de la producción cerámica en la región.

Durante este período, se pueden identificar diferentes fases y estilos de cerámica neolítica en la Península Ibérica. Algunos de los más destacados son:

1. Cerámica cardial: Este estilo de cerámica es característico del neolítico antiguo y debe su nombre a la presencia de conchas de moluscos, conocidas como impresiones cardiales, en su superficie. Estas impresiones se realizaban presionando una concha sobre la arcilla aún húmeda. La cerámica cardial se caracteriza por su forma globular y su decoración a base de incisiones y grabados.

2. Cerámica campaniforme: Este estilo de cerámica, típico del neolítico final y la Edad del Bronce inicial, se caracteriza por su forma de campana invertida. Está decorada con motivos geométricos, como líneas, puntos y espirales, y a menudo presenta un esmalte negro brillante. La cerámica campaniforme es considerada una de las manifestaciones más destacadas de la cultura megalítica en la Península Ibérica.

Relieve, flora, fauna y clima en Europa Paleolítico: una exploración.Relieve, flora, fauna y clima en Europa Paleolítico: una exploración.

3. Cerámica de Almagra: Este tipo de cerámica, también conocido como cerámica roja, se caracteriza por su color rojizo y su acabado pulido. Es típica del neolítico final y la Edad del Bronce en la región.

La cerámica de Almagra se utilizaba para la fabricación de recipientes de almacenamiento y utensilios domésticos.

4. Cerámica de las culturas megalíticas: Durante el neolítico final y la Edad del Bronce, se desarrollaron diferentes culturas megalíticas en la Península Ibérica, como la cultura de los dólmenes y la cultura de los túmulos. Estas culturas produjeron cerámica con formas y decoraciones características, como vasos globulares con asas y decoraciones incisas.

Descubre la cerámica neolítica

La cerámica neolítica es uno de los hallazgos arqueológicos más importantes de la Edad de Piedra. Durante este período, que se desarrolló hace aproximadamente 10,000 años, los seres humanos comenzaron a utilizar la cerámica como una forma de contener y almacenar alimentos y líquidos.

La cerámica neolítica se caracteriza por su forma y decoración distintiva. Los recipientes suelen tener un perfil redondo u ovalado, con una base plana y una boca estrecha. Algunos ejemplos de cerámica neolítica incluyen vasijas, cuencos y platos.

La decoración de la cerámica neolítica varía según la región y el período de tiempo. Algunas piezas están decoradas con patrones geométricos simples, como líneas y puntos. Otros diseños incluyen figuras humanas, animales y elementos naturales como plantas y flores.

La cerámica neolítica fue un avance significativo para las sociedades de la época. Antes de su invención, los seres humanos dependían de recipientes de piedra, madera o cuero para almacenar y transportar alimentos. La cerámica permitió a las comunidades almacenar grandes cantidades de alimentos durante períodos de escasez, lo que les proporcionó una mayor seguridad alimentaria.

La producción de cerámica neolítica implicaba una serie de pasos. Primero, se extraía arcilla de los depósitos naturales y se preparaba para su modelado. Luego, los ceramistas daban forma a la arcilla utilizando técnicas como el modelado a mano o el uso de moldes. Después de dar forma a las piezas, se dejaban secar al aire libre antes de ser cocidas en un horno.

El descubrimiento de cerámica neolítica ha sido crucial para comprender la vida de las sociedades prehistóricas. A través del estudio de las técnicas de fabricación, los diseños y los patrones de decoración, los arqueólogos pueden inferir información sobre las prácticas culturales, la organización social y la economía de las comunidades neolíticas.

Espero que hayas disfrutado de nuestra conversación y que ahora tengas un conocimiento más profundo sobre la fascinante cerámica neolítica en la Península Ibérica. ¡Hasta pronto y sigue explorando el pasado!

TAMBIÉN PODRÍA GUSTARTE LEER:

Subir