Un cráneo aislado: Edad del cobre, un enigma arqueológico.

La Edad del Cobre es un período fascinante en la historia de la humanidad que abarca desde aproximadamente el 4500 a.C. hasta el 3300 a.C. Durante este tiempo, las sociedades comenzaron a utilizar el cobre como material para la fabricación de herramientas y armas, lo que marcó un importante avance en la tecnología. Sin embargo, hay un enigma que ha desconcertado a los arqueólogos durante años: el descubrimiento de un cráneo aislado.

Este cráneo fue encontrado en una excavación arqueológica en Europa Central y ha desconcertado a los expertos debido a su singularidad. A diferencia de otros hallazgos de la Edad del Cobre, este cráneo no estaba acompañado de ningún otro resto humano ni objetos funerarios. Además, su ubicación dentro del sitio arqueológico no parece corresponder a un entierro intencional. Esto plantea la pregunta de si este cráneo aislado fue un simple accidente o si tiene algún significado ritual o simbólico. En este artículo, exploraremos las diferentes teorías propuestas por los arqueólogos y trataremos de desentrañar el enigma de este cráneo aislado en el contexto de la Edad del Cobre.

Sautuola: Revista del Instituto de Prehistoria y Arqueología SautuolaSautuola: Revista del Instituto de Prehistoria y Arqueología Sautuola
Índice
  1. Calcolítico: una cronología milenaria
  2. Calcolítico en España: época de transición.

Calcolítico: una cronología milenaria

El Calcolítico es un periodo de la Prehistoria que se sitúa entre el Neolítico y la Edad del Bronce. También conocido como Edad del Cobre, este periodo abarca aproximadamente desde el 4500 a.C. hasta el 2000 a.C. Durante esta etapa, se produjo una transición importante en la evolución de las sociedades humanas, ya que se comenzó a utilizar el cobre como material para la fabricación de herramientas y objetos.

Durante el Calcolítico, las comunidades humanas experimentaron cambios significativos en sus formas de vida. Se desarrolló la agricultura y la ganadería, lo que permitió a las personas establecer asentamientos más estables y sedentarios. Se comenzaron a cultivar diferentes tipos de cultivos, como el trigo y la cebada, y se domesticaron animales como las ovejas y las cabras.

En cuanto a la tecnología, el Calcolítico se caracterizó por la aparición de la metalurgia del cobre. El cobre se extraía de las minas y se fundía para obtener lingotes, que luego se utilizaban para crear herramientas y armas.

Este avance tecnológico tuvo un impacto importante en las sociedades de la época, ya que permitió la fabricación de objetos más duraderos y eficientes.

Además de la metalurgia, durante el Calcolítico también se desarrollaron otras tecnologías, como la cerámica y la tejeduría. La cerámica se utilizaba para la fabricación de recipientes y utensilios, mientras que la tejeduría permitía la elaboración de telas y ropas.

Las lázas de piedra en la prehistoria en Inglaterra: un estudio arqueológicoLas lázas de piedra en la prehistoria en Inglaterra: un estudio arqueológico

En cuanto a la organización social, en el Calcolítico se comenzaron a formar comunidades más complejas y jerarquizadas. Se construyeron estructuras defensivas, como murallas y fortificaciones, que indican la existencia de conflictos y rivalidades entre diferentes grupos sociales.

Calcolítico en España: época de transición.

El Calcolítico en España se refiere a un período de transición entre la Edad del Cobre y la Edad del Bronce. Este período se sitúa aproximadamente entre el 2500 y el 1800 a.C. y es caracterizado por la introducción del bronce en la península ibérica.

Durante el Calcolítico en España, se observa una mezcla de elementos culturales de la Edad del Cobre y la Edad del Bronce. Aparecen nuevas técnicas y herramientas, como la metalurgia del bronce, que se convierte en un material muy utilizado en la fabricación de armas, herramientas y objetos de adorno.

En este período, se desarrollaron distintas culturas en la península ibérica. Algunas de las más destacadas son la cultura del vaso campaniforme, la cultura del Argar y la cultura de los Millares. Estas culturas presentan características comunes, como la producción de cerámica decorada, la construcción de poblados fortificados y una economía basada en la agricultura y la ganadería.

La cultura del vaso campaniforme se caracteriza por la presencia de vasos campaniformes, que son recipientes cerámicos con forma de campana invertida. Esta cultura se extendió por gran parte de Europa Occidental y es considerada como una de las primeras manifestaciones de la metalurgia del bronce en la península ibérica.

La cultura del Argar se desarrolló en el sureste de la península ibérica y se caracteriza por la construcción de grandes fortificaciones y la presencia de una élite social. Esta cultura se basaba principalmente en la agricultura y la ganadería, pero también practicaba el comercio y la metalurgia del bronce.

La cultura de los Millares, por su parte, se desarrolló en el sureste de la península ibérica y se caracteriza por la presencia de grandes poblados fortificados. Esta cultura también practicaba la agricultura y la ganadería, pero se destaca por su producción de cerámica decorada y su habilidad en la metalurgia del bronce.

Espero que descubras los secretos ocultos en el enigma arqueológico de Un cráneo aislado: Edad del cobre, ¡hasta pronto en tu emocionante búsqueda!

TAMBIÉN PODRÍA GUSTARTE LEER:

Subir